Planificación Financiera

La planificación financiera personal es una parte integral de nuestro plan de vida, ya que nos ayuda a alcanzar aquello que queremos lograr y que implica recursos económicos. Como, por ejemplo, tener una jubilación cómoda o tener la posibilidad de darles a nuestros hijos mejores oportunidades en la vida.

En este sentido, la planificación financiera personal se podría definir como el proceso que nos ayuda a darnos cuenta de nuestra situación financiera, determinar nuestras metas y objetivos, y desarrollar estrategias que nos lleven a conseguir esas metas. Sin embargo, la planificación financiera comienza con el reconocimiento que cada uno de nosotros haga, de que todos tenemos necesidades y objetivos diferentes.

Planificación financiera

Recuerde que una buena planificación financiera cubre un número importante de áreas fundamentales, incluyendo la Jubilación, gestión de riesgos y seguros, planes de salud, impuestos, inversiones.

Es decir que, dependiendo de nuestras necesidades particulares, puede también incluir planes para garantizar la educación de nuestros hijos.

No obstante, el proceso de planificación financiera personal debe ser un proceso integral. A pesar de que existen diferentes áreas o partes del mismo, el cambio en una de éstas puede variar la consecución de nuestros objetivos. Por ello, es importante ver la fotografía completa antes de tomar alguna decisión que pueda modificar nuestro bienestar financiero futuro.

La realidad es que un buen salario con dinero suficiente para gastar no es garantía de éxito financiero, ni un modesto salario tiene necesariamente que prometer fracaso en estos menesteres. Por ello el elemento más importante, para poder lograr un futuro exitoso no tiene que ver con el ingreso de cada uno de nosotros, sino con empezar a establecer una planificación personal.

Para la mayoría de las personas, cumplir metas financieras y acumular patrimonio requiere tiempo y planificación. No obstante, sin importar nuestro punto de partida, el conocimiento y las decisiones inteligentes que tomamos a lo largo de nuestra vida pueden incrementar de manera importante nuestras oportunidades de lograr los objetivos que nos trazamos.

Una buena planeación financiera personal puede ayudarnos a evitar graves equivocaciones, como podrían ser: incurrir en un endeudamiento excesivo, ignorar nuestras oportunidades para tener una jubilación cómoda, no tener los ingresos suficientes cuando se requiere, o tener algunos seguros que no correspondan con nuestras necesidades reales.

contacto

No se admiten más comentarios